Loading...

Limpieza de Gel Coat y conservación (actualizado junio 2018)

||Limpieza de Gel Coat y conservación (actualizado junio 2018)

El Gel coat es la capa de acabado que recubre los materiales empleados en la construcción de muchas de las embarcaciones existentes hoy día, (fibra de vidrio, fibra de carbono, kevlar, etc.)

El acabado brillante del gel coat embellece y a la vez preserva, por su dureza y resistencia, de los rayos ultravioletas y las inclemencias de la intemperie (calor, salinidad, temperatura, humedad.)

Aún así, la exposición continuada a estos agentes provoca una lenta degradación del material que acabará siendo permeable y frágil, perdiendo su brillo y características originales.

Para conservar el gel coat en las mejores condiciones, debemos saber que existen diversas calidades de gel coat, cuanto más viejo y peor cuidado, más atenciones requerirán, ya que se va volviendo poroso y absorbe y retiene con mayor facilidad la suciedad y soporta peor las abrasiones.

Es importante diferenciar el simple mantenimiento que se realiza a través de la limpieza del exterior de la embarcación, el rejuvenecimiento del gel coat y la restauración completa por pulido y abrillantado.

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DEL GEL COAT

Para la limpieza exterior de mantenimiento emplearemos un jabón, de pH neutro, con buena capacidad de limpieza y que ayude a disolver y desincrustar la sal que se deposita en todas partes.

lafoto1Podemos aconsejar el jabón de baldeo Nautiel Product, en sus versiones con ceras o sin ceras.

Sólo debemos utilizar cepillos de dureza media o blanda, sobre todo en las partes lisas. El antideslizante puede ser limpiado con cepillos de mayor dureza, si se requiere. Aclarando con agua y secando las superficies, conseguiremos mantener el aspecto brillante del gel coat de nuestra embarcación. Es muy importante usar productos Náuticos especializados.

Aunque la mayoría son eficaces, y cumplen su función, es importante leer las etiquetas y comprobar que a la vez, respetan las características de los materiales sin perjudicar a las personas ni al medio ambiente.

Un buen aclarado y un secado son primordiales para completar la limpieza. Recomendamos secar con una mezcla de agua y Antical para asegurar la ausencia de marcas blancas tras el lavado y secar la embarcación a consciencia. (ver videos tutoriales abajo)

REJUVENECER O BLANQUEAR EL GEL COAT

Cuando por falta de limpieza o uso intensivo, el blanco original del gel coat empieza a ser gris o amarillento necesitaremos rejuvenecer el gel coat de forma eficaz y económica sin llegar a restauraciones costosas o complejas. Podremos realizar un blanqueador del gel coat. Existen toda una variedad de productos para blanquear el gel coat, normalmente de pH ácido. Los hay en polvo o líquidos, recomendando estos últimos por que el polvo suele ”arañar” la superficie matizando el brillo existente.

limpiador de cascos y cubiertas NautielAconsejamos el Limpiador de fibra Nautiel Service, ahora llamado limpador de cascos y cubiertas para esta operación de blanqueo de Gel Coat. (actualizado junio 2018)

Se debe actuar siempre con precaución, ya que la permanencia prolongada de algunos de estos productos puede atacar el aluminio de las escotillas, winches, stoppers, etc. Para evitarlo conviene mojar previamente y ser cuidadoso, trabajando en áreas que podamos controlar. La razón es porque el aluminio es un material que no acepta los productos de carácter ácido.

En realidad, los productos ácidos en exceso ó alcalinos en exceso no ayudan a mantener el brillo ni tampoco a mantener el poro cerrado. Es más, su abuso hace que cada vez debamos emplear más productos para limpiar manchas que anteriormente se quitaban con facilidad. Esto indica que el gel coat es demasiado absorbente y es el momento de pulir y abrillantar las superficies de casco y cubierta.

Recomendamos pues no emplear productos excesivamente fuertes, (salfumant, por ejemplo) para no acelerar su degradación y realizar la limpieza exterior de la embarcación con una frecuencia mínima de entre una y dos veces al mes.

RESTAURACION DE GEL COAT

Como detectar que se necesita una restauración, si se desea conservar el brillo año tras año, se recurre al pulido y abrillantado a base de pulimentos de mayor o menor grano, pero cuando la embarcación ha estado descuidada o no se ha utilizado en mucho tiempo, o simplemente el barco es viejo, a parte de la falta de brillo evidente y seguramente con un acabado más gris que blanco y con mucha suciedad, churretes, etc, hay una primera señal que nos indica su estado de conservación:

Simplemente pasando un dedo por la superficie comprobaremos que nos quedan pintados de blanco.

Esto indica que el gel coat está muy deteriorado, quemado más bien. En estos casos quizás el pulido mejore, pero no va a dar un resultado duradero ni tan espectacular como en otro en buen estado. Lo primero que haremos será darle una profunda lavada a todo el exterior con agua y desengrasante o blanqueador de gel coat. En estos casos no podemos ser sutiles ni utilizar jabón neutro, porque de lo que se trata es de eliminar toda la suciedad adherida.

Una vez que vemos el barco limpio y seco, podemos empezar a evaluar con más claridad como está ese gel coat.

En este momento y mirando con atención podemos entrever con detalle que algunos extremos, cantos, esquinas o perfiles están más negros. Si frotamos más y esto no desaparece quiere decir que estamos viendo la capa de fibra que el gel coat cubre y que por desgaste de este está haciéndose visible. Segunda mala señal.

Otra señal del mal estado del gel coat es la de ver pequeñas grietas, normalmente varias y en diversos lugares de la cubierta o cabina con pequeñas o no tan pequeñas “arañas”. Las arañas son grietas que sales de una parte central en todas direcciones y se abren hacia el exterior como formando una autentica araña con sus patas. Este indicador dice que el gel coat , además de sucio, quemado y fino, está agrietado. Es demasiado débil , seguramente, para soportar un pulido, y debemos prever que el resultado final será muy limitado. No cubrirá nunca las expectativas del cliente que pone en nuestras manos su problema para solucionarlo. En este caso lo mejor será pintar la embarcación.

pulidogelcoatSi el caso no es este, podemos recurrir al clásico pulido, aunque es conveniente, en cualquier caso, hacer estas sencillas pruebas de estado para saber si va a valer la pena el esfuerzo y el tiempo en relación con el previsible resultado. Gracias a la fricción con una máquina rotativa y espumas o boinas de lana, se consigue renovar el aspecto original del gel coat, cerrando el poro y ayudando a su conservación. Existe una inmensa oferta de diferentes tipos de pulimentos disolventes o acuosos, con ceras sintéticas o naturales, productos nanotecnológicos mono-componentes o bi-componentes… en cualquier caso el nivel de abrasivo del pulimento deberá ser adecuado al estado del gel coat, profundidad de los arañazo o nivel de brillo.

Aconsejamos contratar el servicio de un profesional para este trabajo, ver más detalles en : Pulimento  Nautiel Service

 

En resumen,…

Es muy importante, no dejar nunca mucho tiempo sin limpiar la embarcación y hacerlo con productos adecuados

Sabemos que si una cubierta no está muy deteriorada, bastará un blanqueo. Si queremos abrillantarla, bastará con la aplicación posterior de un pulimento o un producto nano-protector para obtener un brillo aceptable y mantener el poro cerrado para alargar su conservación.

En estados de mala conservación y tras las pruebas evidentes, es aconsejable pintar.

En cualquier caso consultar a un profesional especialista en mantenimiento náutico en caso de duda.

2018-06-11T10:30:18+00:00 noviembre, 2016|

Leave A Comment